Información jurídica y legal de interés

  • Retroactividad total de la nulidad de las cláusulas suelo
  • El Tribunal Supremo, en sesión de 15 de Febrero de 2017, ha resuelto desestimar el recurso de casación interpuesto por la entidad bancaria BBVA contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que, una vez declarada la nulidad de la cláusula suelo, establecía su retroactividad a la fecha en la que se suscribió el préstamo hipotecario.

    La sentencia ha adaptado por tanto la jurisprudencia de la Sala sobre la retroactividad de la nulidad de las cláusulas suelo a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de fecha 21 de diciembre de 2016.

    En la resolución se establecen los motivos por los que la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo descarta la existencia de cosa juzgada en relación con la sentencia 241/13, de 9 de mayo en la que también era parte demandada la entidad BBVA.

    Entre dichos motivos estarían: - la diferente redacción de la cláusula suelo en este procedimiento. - el ser BBVA parte en dicho procedimiento como consecuencia de una doble sucesión procesal al adquirir una entidad financiera. - por establecer el propio tribunal la inexistencia de identidad objetiva entre las acciones individuales y colectivas de condiciones generales de la contratación, al tener objetos y efectos jurídicos diferentes.

    En definitiva, la Sala primera de lo civil del TS decide confirmar la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que acordaba la retroactividad total de la nulidad de la cláusula suelo a la fecha de suscripción del préstamo hipotecario.

  • Protección de los consumidores vulnerables frente al suministro eléctrico
  • El 24/10/16 queda publicado el Real Decreto-ley 7/2016, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el mecanismo de financiación del coste del bono social y otras medidas de protección al consumidor vulnerable de energía eléctrica.

    Una de las finalidades a destacar del Real Decreto Ley es ahondar en la protección del denominado consumidor de energía vulnerable contemplado en la normativa europea.

    En este sentido, dentro del concepto de consumidor vulnerable encajan diferentes colectivos sensibles de energía eléctrica, en función de su poder adquisitivo, renta y circunstancias sociales, y de acuerdo a estos extremos, se determinará la base sobre la que se establezca el bono social (descuento que se realiza sobre el precio voluntario por parte de las comercializadoras al pequeño consumidor vulnerable), siendo por tanto diferente la base de acuerdo a la calificación de “consumidor vulnerable”.

    Asimismo, se crea una nueva figura dentro de la lista de suministros de energía eléctrica esenciales, denominada consumidores vulnerables severos, por tratarse de consumidores en riesgo de exclusión y atendidos por los servicios sociales públicos y por ello, en esto casos no se procederá al corte de suministro. Esta circunstancia extrema deberá ser acreditada por un certificado expedido por los servicios sociales y siempre que hablemos de suministros de la vivienda habitual.

    Asimismo, se crea una nueva figura dentro de la lista de suministros de energía eléctrica esenciales, denominada consumidores vulnerables severos, por tratarse de consumidores en riesgo de exclusión y atendidos por los servicios sociales públicos y por ello, en esto casos no se procederá al corte de suministro. Esta circunstancia extrema deberá ser acreditada por un certificado expedido por los servicios sociales y siempre que hablemos de suministros de la vivienda habitual.

    Por tanto, se establece una diferente clasificación de consumidores vulnerables en función de su renta, circunstancias personales, número de miembros de la unidad familiar, si hay menores a cargo o discapacitados.

    Por otro lado, destacar la ampliación del plazo a cuatro meses en el corte del suministro en caso de impago, siempre y cuando se trate de consumidores vulnerables y se cumpla con los requisitos que se establezcan vía reglamento.

    Finalmente reseñar que se recoge un plazo de tres meses para que a través de un real decreto se desarrolle lo establecido en la presente norma.

  • Reconocimiento de una incapacidad permanente total por padecer electrosensibilidad

    La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, nº 588/2016 de 6 de Julio de 2016, reconoce por primera vez la incapacidad permanente total para el ejercicio de su profesión a un ingeniero de Telecomunicaciones que padece el “Síndrome de electrosensibilidad (EHS)” por encontrarse expuesto a campos electromagnéticos en su entorno laboral (antenas de telefonía móvil, WIFI, teléfonos inalámbricos).

    Dicho síndrome provoca unos síntomas que el Tribunal ha reconocido ahora como incapacitantes: dolores de cabeza o musculares, trastornos del sueño, incluso nerviosismo, e irritabilidad que disminuían considerablemente al alejarse de su exposición.

    Se trata de una sentencia pionera, porque considera este padecimiento como causa principal de una incapacidad, reconociendo síndromes hasta ahora poco conocidos como causa de invalidez laboral.

    La sentencia habla de una incapacidad permanente total, derivada de una enfermedad común con derecho a que el demandante perciba la prestación económica correspondiente en aplicación de los dispuestos en el artículo 137.4 de la LGSS.

    Sin embargo, el tribunal declara que no se trata de una incapacidad absoluta pues la contaminación electromagnética no está presente en todos los lugares por lo que considera que el demandante sí puede trabajar en determinadas zonas no expuestas a dicha contaminación.

  • Pago de los gastos extraordinarios dentro de la pensión de alimentos
  • La Sentencia 120/2016 de 2 de Marzo de la Sala Primera del Tribunal Supremo establece un interesante pronunciamiento sobre el alcance de la pensión por alimentos. En este caso se valora la demanda que la madre interpone en reclamación de alimentos de su hija menor frente los abuelos paternos y maternos de la niña.

    El padre de la menor resulta insolvente, no pudiendo hacer frente a las necesidades de su hija al padecer una enfermedad que le impide incorporarse al mercado laboral. Así mismo, la madre se encuentra impedida para trabajar, por una minusvalía reconocida del 65%.

    La cuestión analizada en esta sentencia es novedosa, por cuanto es el primer caso en España por el que se declara el derecho de una menor por insolvencia de uno de los progenitores a percibir alimentos de sus cuatro abuelos.

    La sentencia en primera instancia desestima la petición de pago de los gastos extraordinarios de la menor (gastos relativos a clases de música y de apoyo), en base a que tal concepto está previsto para los supuestos de reclamación de alimentos paterno-filiales por determinación del artículo 93 del Cc, quedando fuera del concepto de alimentos del artículo 142 del Código Civil, el cual establece que se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista.

    Contra dicha resolución se apela solicitando la parte demandante entre otras cuestiones, que se incrementen los alimentos a los gastos extraordinarios. El recurso de apelación desestima la cuestión de los gastos extraordinarios, y la madre recurre en casación.

    El Tribunal Supremo determina finalmente que el pago de los gastos extraordinarios que se reclaman a los abuelos, concretamente las clases de música y de apoyo de la menor, pese a ser comprensible el deseo de la madre, no son estrictamente derivados de la educación, la que asiste a un colegio público y como tal, gratuito. Los gastos extraordinarios que se reclaman no tienen cabida legal en la relación de abuelos-nietos, sin perjuicio que en ocasiones procedan, si tienen relación con los conceptos de sustento, habitación, vestido y asistencia médica.

  • Condena penal por alcoholemia y su reincidencia
  • El código penal en su art. 379 recoge la condena penal por alcoholemia en la conducción. Dicho precepto dispone que, “aquella persona que diese una tasa de alcohol de en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro, será condenado a una pena de prisión de 3 a 6 meses o con la de multa de 6 a 12 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con la de retirada del permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a un año y hasta cuatro años”.

    Sin embargo, si es la primera vez que ha sido detenida una persona por cometer este delito y siempre que no haya lesiones o víctimas (Por ejemplo: control de alcoholemia), lo habitual es que recaiga una pena de retirada del permiso de conducir y el pago de una multa.

    Cabe reseñar que resulta obligatorio someterse a las pruebas de alcoholemia, ya que la negativa podría suponer la condena por un delito de desobediencia.

    En caso de reincidencia por alcoholemia y drogas, es decir, los conductores que hayan cometido dos o más infracciones de este tipo en menos de dos años, perderán el carné de conducir y serán remitidos a las autoridades sanitarias para que evalúen si tienen un problema de abuso o dependencia de esas sustancias.

    Esta es una de las medidas que el Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Tráfico (DGT), reforzará y aplicará de forma prioritaria y contundente junto a otras para evitar, como ha ocurrido recientemente, accidentes mortales causados por conductores que se habían puesto al volante tras consumir alcohol o drogas.

    Desde la DGT explican que la retirada del carné a conductores reincidentes, ya aparece recogida en el artículo 36 del Reglamento General de Conductores, pero se viene realizando "en casos concretos". La idea a partir de ahora, es establecer más controles sobre este tipo de conductores.

    Si se estima que esos reincidentes pueden tener un problema de abuso o adicción a esas sustancias, deberán ser tratados y evaluados por la autoridad sanitaria conforme prevé el Reglamento General de Conductores, que en este aspecto se ha aplicado en muy pocas ocasiones. Y a esta medida se ha añadido una más que se ha considerado relevante: se abrirán procedimientos sancionadores por infracción a la normativa de tráfico, si después de ocurrir un accidente, el juez archiva las actuaciones en la vía penal. Si hay posibilidad de continuar con la vía sancionadora administrativa, así se hará para que el conductor infractor no quede impune.

  • Condena penal por alcoholemia y su reincidencia
  • El código penal en su art. 379 recoge la condena penal por alcoholemia en la conducción. Dicho precepto dispone que, “aquella persona que diese una tasa de alcohol de en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro, será condenado a una pena de prisión de 3 a 6 meses o con la de multa de 6 a 12 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con la de retirada del permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a un año y hasta cuatro años”.

    Sin embargo, si es la primera vez que ha sido detenida una persona por cometer este delito y siempre que no haya lesiones o víctimas (Por ejemplo: control de alcoholemia), lo habitual es que recaiga una pena de retirada del permiso de conducir y el pago de una multa.

    Cabe reseñar que resulta obligatorio someterse a las pruebas de alcoholemia, ya que la negativa podría suponer la condena por un delito de desobediencia.

    En caso de reincidencia por alcoholemia y drogas, es decir, los conductores que hayan cometido dos o más infracciones de este tipo en menos de dos años, perderán el carné de conducir y serán remitidos a las autoridades sanitarias para que evalúen si tienen un problema de abuso o dependencia de esas sustancias.

    Esta es una de las medidas que el Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Tráfico (DGT), reforzará y aplicará de forma prioritaria y contundente junto a otras para evitar, como ha ocurrido recientemente, accidentes mortales causados por conductores que se habían puesto al volante tras consumir alcohol o drogas.

    Desde la DGT explican que la retirada del carné a conductores reincidentes, ya aparece recogida en el artículo 36 del Reglamento General de Conductores, pero se viene realizando "en casos concretos". La idea a partir de ahora, es establecer más controles sobre este tipo de conductores.

    Si se estima que esos reincidentes pueden tener un problema de abuso o adicción a esas sustancias, deberán ser tratados y evaluados por la autoridad sanitaria conforme prevé el Reglamento General de Conductores, que en este aspecto se ha aplicado en muy pocas ocasiones. Y a esta medida se ha añadido una más que se ha considerado relevante: se abrirán procedimientos sancionadores por infracción a la normativa de tráfico, si después de ocurrir un accidente, el juez archiva las actuaciones en la vía penal. Si hay posibilidad de continuar con la vía sancionadora administrativa, así se hará para que el conductor infractor no quede impune.

  • La reforma del recurso de casación contencioso administrativo
  • En fecha 22 de julio entró en vigor la reforma del recurso de casación contencioso administrativo introducida por la Disposición Final Tercera de la LO 7/2015, de 21 de julio, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial.

    Las principales novedades que incorpora esta reforma son las siguientes:

    • Se amplía el ámbito objetivo de sentencias recurribles en casación.

    • Desaparecen los motivos tasados de casación; el nuevo recurso podrá interponerse contra cualquier infracción del ordenamiento jurídico estatal o europeo, tanto procesal como sustantiva, o de la jurisprudencia, manteniéndose la necesidad de que se invoquen cuestiones de derecho y no de hecho, y que se trate de infracciones de Derecho estatal o comunitario, que hayan sido invocadas, relevantes y determinantes del fallo recurrido.

    • Exigencia de un interés casacional, objetivo para la formación de jurisprudencia.
      En la norma se enumeran una serie de supuestos indicativos de la existencia de este interés casacional, pero no actúan automáticamente sino que es necesario que el recurrente los justifique en su escrito.

    • El escrito de preparación del recurso cobra una importancia decisiva, se amplía a treinta días el plazo para su presentación, se exige un mayor formalismo y se deben justificar los supuestos que permitan apreciar el interés casacional objetivo.

    • Se establecen la extensión máxima del escrito de interposición del recurso.
      (50.000 caracteres con espacio) así como su formato (fuente “Times New Roman”) y estructura, aprobado por normas de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo.

    • La sentencia fijará doctrina jurisprudencial.

    • Se suprimen los recursos de casación en interés de ley y para unificación de doctrina.

  • Limitación de las jornadas especiales en trabajos nocturnos
  • El Gobierno, en el ejercicio de su competencia exclusiva en materia de legislación laboral, traspone definitivamente a nuestro ordenamiento jurídico lo establecido por la normativa europea en relación a la regulación del tiempo de trabajo, a través del Real Decreto 311/2006, de 29 de julio, por el que se modifica el Real Decreto 1561/1995, de 21 septiembre, sobre jornadas especiales de trabajo, en materia de trabajo nocturno.

    Se añade un nuevo artículo relativo exclusivamente a trabajadores nocturnos con actividades con riesgos especiales o tensiones importantes, estableciéndose un tiempo máximo de jornada para estos casos.

    Las personas designadas tienen el plazo de 7 días desde que reciben la comunicación para alegar ante la Junta electoral de zona, causa justificada y documentada que les impida aceptar el cargo. La Junta resuelve sobre la estimación de la causa sin que sea posible recurrir en vía administrativa, pero sí ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

    Es este sentido, el Real Decreto recoge que “la jornada máxima de los trabajadores nocturnos cuyo trabajo implique riesgos especiales o tensiones físicas o mentales importantes, será de ocho horas de un periodo de veinticuatro horas durante el cual realice un trabajo nocturno”

    Se entenderán como trabajos especiales o con tensiones especiales, aquellos que vengan así determinados por convenio colectivo o por acuerdo entre empresa y representantes de los trabajadores.

    Únicamente se podrá superar el límite de las ocho horas cuando sea necesario para evitar o reparar accidentes o daños extraordinarios y urgentes, o bien, en aquellos supuestos en los que exista alguna irregularidad sin responsabilidad de la empresa en el trabajo a turnos.

  • Excusas de los cargos de los miembros en la Mesa Electoral
  • Mediante el RD 184/2016, de 3 de mayo, se disolvieron el Congreso de los Diputados y el Senado, así como se convocaron elecciones generales para el próximo 26 de junio.

    Las mesas electorales están compuestas por un presidente y dos vocales. Estos cargos son obligatorios. También se designan dos suplentes para cada uno de ellos.

    Las personas designadas tienen el plazo de 7 días desde que reciben la comunicación para alegar ante la Junta electoral de zona, causa justificada y documentada que les impida aceptar el cargo. La Junta resuelve sobre la estimación de la causa sin que sea posible recurrir en vía administrativa, pero sí ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

    Estas causas, similares para titulares y suplentes, se recogen en la Instrucción 6/2011, aunque la enumeración no es exhaustiva, sino a modo de ejemplo, y se refieren a:

    CAUSAS PERSONALES QUE EN TODO CASO justifican, por sí solas, que el miembro designado de una mesa electoral sea relevado del desempeño del cargo:

    • Ser mayor de 65 años y menor de 70.

    • La situación de discapacidad declarada.

    • La condición de pensionista de incapacidad permanente absoluta y gran invalidez.

    • La situación de incapacidad temporal para el trabajo.

    • La gestación a partir de los seis meses de embarazo y el período correspondiente de descanso maternal.

    • El internamiento en centros penitenciarios o en hospitales psiquiátricos

    • Haber formado parte de una Mesa electoral con anterioridad, al menos en tres ocasiones en los últimos diez años, siempre que la Mesa electoral esté formada por personas incluidas en la lista electoral de esa Mesa.

    CAUSAS PERSONALES QUE PUEDEN JUSTIFICAR LA EXCUSA. Corresponde valorar a la Junta Electoral de Zona dichas causas:

    • La lesión, dolencia o enfermedad física o psíquica que impida ejercer las funciones de miembro de una mesa electoral.

    • La condición de pensionista de incapacidad permanente total para una determinada profesión, siempre que los factores determinantes de la incapacidad concurran también por analogía en el desarrollo de las funciones de miembro de la mesa electoral.

    • La situación de riesgo en el embarazo durante los primeros seis meses del mismo, siempre que los factores de riesgo determinantes de la situación concurran también por analogía en el desarrollo de las funciones de miembro de la mesa electoral.

    • La previsión de intervención quirúrgica o de pruebas clínicas relevantes en el día de la votación, en los días inmediatamente anteriores, o en el día siguiente a aquélla, siempre que resulten inaplazables.

    • La pertenencia a confesiones o comunidades religiosas en las que el ideario o el régimen de clausura resulten contrarios o incompatibles con la participación en una mesa electoral.

    • El cambio de la residencia habitual a un lugar situado en otra Comunidad Autónoma y se justifique la dificultad de poder formar parte de una mesa electoral.

    RESPONSABILIDADES O RAZONES FAMILIARES QUE EN TODO CASO justifican, por sí solas, que el miembro designado de una mesa electoral sea relevado del desempeño del cargo:

    • La condición de madre, durante el período de lactancia natural o artificial, hasta que el bebé cumpla nueve meses.

    • El cuidado directo y continuo, por razones de guarda legal, de menores de ocho años o de personas con discapacidad física, psíquica o sensorial.

    • El cuidado directo y continuo de familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que por razones de edad, accidente o enfermedad, no pueda valerse por sí mismo.

    CAUSAS FAMILIARES QUE SE PUEDEN JUSTIFICAR:

    • La concurrencia el día de la elección de eventos familiares de especial relevancia, que resulten inaplazables o en los que el aplazamiento provoque perjuicios económicos importantes, siempre que el interesado sea el protagonista o guarde con éste una relación de parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad.

    • La condición de madre o padre de menores de catorce años, cuando se acredite que el otro progenitor no puede ocuparse del menor durante la jornada electoral, careciendo además el interesado de ascendientes o de otros hijos mayores que puedan hacerlo.

    RAZONES PROFESIONALES:

    • Quienes durante el día de la votación deban prestar sus servicios a las Juntas Electorales, a los Juzgados y a las Administraciones Públicas que tengan encomendadas funciones electorales.

    • Quienes deban prestar durante la jornada electoral servicios esenciales de la comunidad de importancia vital, como los de carácter médico, sanitario, de protección civil, bomberos, etcétera.

    • Los directores de medios de comunicación de información general y los jefes de los servicios informativos que deban cubrir la jornada electoral.

    • Los profesionales que deban participar en acontecimientos públicos a celebrar el día de la votación, que estén previstos con anterioridad a la convocatoria electoral, cuando el interesado no pueda ser sustituido y la no participación del mismo obligue a suspender el acontecimiento, produciendo perjuicios económicos relevantes.

    No cumplir con la obligación del cargo es un delito que puede suponer pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses. Por el contrario, se tiene derecho a una dieta, a cinco horas de reducción de su jornada el día inmediatamente posterior a las elecciones (o permiso retribuido durante el día de la votación si éste es laboral), así como a estar protegidos por la Seguridad Social frente a las contingencias que deriven de su participación.

  • Inviolabilidad del domicilio
  • La Sala de lo penal del Tribunal Supremo mediante sentencia nº 329/2016 de fecha 20 de abril de 2016, aborda por primera vez la incidencia en el derecho a la inviolabilidad del domicilio, recogido como derecho fundamental en nuestra Constitución (artículo 18.2).

    Por medio de la presente sentencia, se establece que la observación de una vivienda con prismáticos por parte de la Policía, sin autorización judicial, vulnera el derecho a la inviolabilidad del domicilio considerándose por tanto ilícita la actuación. En este caso, ha sido la principal prueba aportada contra los acusados de tráfico de drogas.

    En este sentido, el Supremo entiende que la actividad observada mediante prismáticos por la Policía en el interior de un domicilio o aprovechar unas persianas no bajadas o unas cortinas no corridas por el morador, para observar el interior del inmueble, encierra el riesgo de debilitar de forma irreparable el contenido material del derecho a la inviolabilidad domiciliaria.

    Se vulnera por ello, la prohibición establecida por la Constitución en su artículo 18.2 cuando sin autorización judicial, se recurre a un utensilio óptico (prismáticos, drones …) que permite ampliar las imágenes y salvar la distancia entre el observante y lo observado.

    La protección frente a la incursión en un domicilio debe abarcar, ahora más que nunca, tanto la entrada física del intruso como la intromisión virtual.

— 10 Elementos por página.
Mostrando el intervalo 1 - 10 de 67 resultados.

Atención esta usando una versión obsoleta del navegador, por favor actualízala para una mejor experiencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de nuestra web y así mejorar tu experiencia. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.