La importancia del agua, en datos

¿SABÍAS QUE?

25 AGO, 2021

A pesar de que el agua cubre el 70% de la superficie terrestre -por eso nuestro planeta es llamado el “planeta azul”-, el agua dulce es un bien escaso para parte de la población, ya que el 96,5% del agua es salada. Además, el 70% de ese 3,5% de agua dulce está congelada en glaciares o casquetes polares, por lo que no es accesible. Todos los meses de agosto el Stockholm International Water Institute organiza la Semana del Agua, que este 2021 se celebrará del 23 al 27 de agosto a través de un evento virtual centrado en las transformaciones más relevantes que deben llevarse a cabo para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El objetivo de esta semana temática es poner de manifiesto la importancia de este recurso natural, por ello nos gustaría destacar algunos datos para que tengamos en cuenta lo que significa actualmente el agua. ¿Sabías que tres de cada diez personas no tienen acceso a agua potable en sus casas (esto es más de 2.100 millones de personas)? Y esto no solo provoca un importante estrés hídrico, sino que conlleva que 3,4 millones de personas mueran al año debido a enfermedades provocadas por la calidad del agua. Por ejemplo, Naciones Unidas estima que más de 700 niños mueren cada día de diarrea debido al agua insalubre.

Esto puede pasar por una falta de acceso al agua corriente o porque el 80% de las aguas residuales que empleamos los humanos se vierte sin tratar al medio ambiente. La producción de alimentos también consume gran cantidad de agua dulce. Se estima, por ejemplo, que para producir un kilo de arroz son necesarios unos 5.000 litros de agua, y para un kilo de ternera 15.400 litros. El objetivo es que se usen cada vez más desalinizadoras para así reducir el estrés hídrico pero el coste de esta solución es elevado.

Mientras tanto, la sociedad occidental consume un alto volumen de agua. Un estadounidense medio, por ejemplo, consume 575 litros de agua al día; un australiano 493 litros; o 386 un italiano. En España, según los datos de la fundación Aquae, cada persona gasta una media de 136 litros de agua al día. En nuestro país, el 80% del gasto del agua va a la agricultura o los regadíos, mientras un 14% se emplea en abastecer ciudades y pueblos y un 6% lo utiliza la industria.

Pero, ¿en qué gastamos más agua de la necesaria? Pues una de las prácticas en la que más despilfarramos agua es en la ducha. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto tiempo y consumo de agua a la ducha, concretamente 6 minutos y 100 litros de agua. Sin embargo, empleamos de media 10 minutos y unos 200 litros. Para acercarnos más a lo que debería ser es fundamental cerrar el agua mientras nos enjabonamos o usar grifos de bajo consumo. Aunque lo que más gasta agua en una casa media es la cisterna del wáter y la lavadora. Por eso es fundamental que usemos la media carga en el inodoro e incluso empleemos dispositivos para que no se llene al completo la cisterna. Igualmente hay que optimizar los usos de la lavadora, no poniéndola medio vacía.

El despilfarro de agua, unido al calentamiento global, a la contaminación, al avance de la desertización y al cambio climático hacen que el agua se convierta cada vez más en un valiosísimo recurso escaso que hay que cuidar y proteger. No en vano, según los datos de Naciones Unidas, en 2050 más de la mitad de la población mundial sufrirá escasez de agua.

Para estar al día sobre este tipo de consejos sigue nuesta Página de Facebook o nuestra cuenta en Twitter @AXASegurosES