Desescalada: protocolos de reincorporación presencial a las empresas

MI NEGOCIO

02 JUN, 2020

Uno de los aprendizajes que nos dejará la crisis del coronavirus es que el teletrabajo funciona y ha salvado la actividad de muchas pequeñas y medianas empresas en los últimos meses. Aunque muchos predicen que el teletrabajo ha llegado para quedarse, con el comienzo del proceso de desescalada, muchos trabajadores de PYMES españolas están volviendo a trabajar de forma presencial en sus diferentes lugares trabajo y oficinas. Un paso hacia la ‘nueva normalidad’ para la que las empresas tienen que estar preparadas y deben establecer una serie de protocolos de reincorporación presencial a las empresas. Acorde a la normativa del Gobierno, las compañías deberán llevar a cabo estas reincorporaciones cumpliendo con un horario escalonado y garantías de conciliación para sus trabajadores. A continuación, repasamos las medidas básicas que deberán recoger estos protocolos para ajustarse a las indicaciones oficiales.

Te ayudamos con el orotocolo de vuelta al trabajo

Desde AXA hemos elaborado un manual de incorporación al trabajo que facilite la vuelta a presencial a sus puestos de trabajo a todos los trabajadores, y que recoge las recomendaciones de seguridad e higiene a seguir para reducir las posibilidades de contagio en el entorno laboral.

Para empezar, cada trabajador que se disponga a volver a su lugar de trabajo, deberá hacer un autoexamen que garantice que está en condiciones de salud óptimas para compartir espacio con otros trabajadores. Mediante un protocolo de pregunta/respuesta, el manual ayuda a detectar si el trabajador presenta síntomas compatibles con el Covid-19 y cómo actuar ante ellos tanto si se presentan en casa, como fuera de ella, y a quién comunicarlo en el entorno laboral. Otros de los escenarios que contempla la guía, son protocolos de actuación ante situaciones relacionadas con el virus como empezar a notar síntomas en la oficina, haber tenido contacto con un enfermo de Coronavirus, dar positivo en la prueba, o ser personal especialmente sensible dentro de los parámetros establecidos por el Ministerio de Sanidad.

Recomendaciones sanitarias y de seguridad

Una de las principales funciones del manual de AXA para la incorporación presencial al trabajo, recoge las recomendaciones sanitarias necesarias para la “convivencia” con el virus. A las más comunes de higiene personal y desinfección de zonas comunes, se añaden guías específicas sobre el correcto uso de mascarillas y guantes, con rituales específicos sobre cómo colocar y retirar ambos elementos, así como los tipos de mascarillas que podemos encontrar en el mercado y para qué sirve cada una; y un apartado específico dedicado a la limpieza de manos.

Otro de los puntos que aborda el manual, son recomendaciones para los desplazamientos, priorizando el uso del vehículo privado siempre que sea posible, y cumpliendo con medidas como no viajar más de una persona por cada fila de asientos y extremar la limpieza del habitáculo. Para quienes no puedan hacer uso de esta opción, se detallan consejos sobre cómo utilizar el transporte público que incluyen guardar la distancia mínima de seguridad de dos metros, evitar el contacto con superficies como pasamanos o barras de sujeción, y utilizar un gel antibacteriano después de cada viaje, entre otros.

Por su naturaleza de espacios compartidos, en las oficinas y diferentes lugares de trabajo, será necesario tomar precauciones extra que garanticen la seguridad de todos. Es el caso de las zonas de valija e impresión, para las que la guía recoge gestos obligatorios como utilizar guantes o, en su defecto, un bolígrafo para pulsar botones y abrir en compartimento, mantener el aforo limitado en la zona de impresión, desinfectar la paquetería que llegue y, una vez más, el lavado de manos o uso de gel antibacteriano después de manipular el material de oficina. Además, en las zonas comunes, como los vending o salas de café, se controlarán los aforos y se recomienda el uso de guantes y mascarilla; en los baños, se mantendrán distancias de dos metros y se recomienda el uso de papel para tocar de la cisterna y abrir y cerrar la cabina; y en el caso del ascensor, se recomienda evitarlo en la medida de lo posible o tocar los botones con papel o la manga del jersey, entre otras medidas.

Por último, el manual contempla los distintos escenarios que se pueden producir cuando se recibe una visita profesional, dando recomendaciones específicas sobre cómo actuar en centros con personal de seguridad o sin él, para determinar cuál será la figura responsable de recabar información y datos sobre la visita que determinen si ha podido estar expuesto al coronavirus. Además, se dan tips sobre cómo abordar las reuniones de trabajo en condiciones de seguridad.

En definitiva, un documento útil que, sin duda, todos deberemos interiorizar para exponernos lo menos posible en la vuelta a la nueva normalidad que cada vez está más próxima.

Para estar al día sobre este tipo de consejos sigue nuesta Página de Facebook o nuestra cuenta en Twitter @AXASegurosES


Autónomos y COVID19: nuevo escenario, angustias, retos y oportunidades

AUTÓNOMOS

21 MAY, 2020

El impacto que la crisis del COVID19 supondrá a medio y largo plazo para España aún es difícil de medir. Ni a nivel social, ni a nivel económico pueden hacerse vaticinios, a pesar del desaforado interés mediático por extraer conclusiones inmediatas. Lo que sí es seguro es que el escenario que se atisba no es para nada alentador. Se avecinan tiempos muy duros para todos, algo que compromete a una parte importante del tejido productivo del país.

El colectivo de los autónomos representa un 17% del total de afiliados a la Seguridad Social y sostiene el peso del 15% al 18% del PIB, según datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Los trabajadores por cuenta propia estamos acostumbrados a las estrecheces y a la incertidumbre. Estas semanas hemos visto acrecentada, además, nuestra endémica sensación de «maltrato» por parte del Estado y las administraciones, en esta situación sin precedentes.

Sin entrar a valorar si esto está justificado o no, todos tenemos claro que nuestra situación de fragilidad es y continuará siendo extrema. En este nuevo marco, no obstante, debemos analizar muchos retos que adquieren para nosotros una dimensión que tampoco tiene asideros históricos recientes. Pero que pueden marcar la diferencia entre sobrevivir y encontrar vías de desarrollo sostenibles en el tiempo. Se trata de acciones que es conveniente acometer cuanto antes.

Una nueva realidad, que requiere una nueva mentalidad

Muchos de nosotros tendremos que invertir en medidas de protección personal y de nuestros negocios. No solo para velar por nuestra salud, sino por la de nuestros clientes y proveedores. Además, es probable que debamos invertir tiempo y esfuerzo en recibir formación específica dentro del terreno biosanitario. Tendremos que desenvolvernos con seguridad en un entorno en el que, el distanciamiento social y la interacción a la hora de desarrollar la actividad comercial van a marcar no pocas diferencias, respecto a lo que hasta ahora conocíamos. Muchos negocios van a tener que «cambiar de cara». Toca aprender de nuevo.

Este cambio de mentalidad también debe incidir en la adopción definitiva de medidas que nos sitúen en el carril rápido de la transformación digital. Se trata de una prenda a la que el COVID19 ha reventado todas las costuras. Ha dejado patente que nuestro país tiene carencias realmente serias en este terreno, junto a una brecha digital dolorosísima. Además de los esfuerzos e inversiones que realicen las administraciones para reducir esta brecha, los autónomos tendremos que digitalizarnos a la fuerza. Porque la automatización ha venido para quedarse. Toca aprender más.

Pensar en grade. Y también en pequeño.

La crisis sanitaria, económica y social desatada por el COVID19 ha dejado muchas dudas sobre el terreno. Pero también se comienzan a adivinar algunas certezas. Sin ser para nada las únicas, podríamos hacer una breve lista:

- El teletrabajo es una dinámica de funcionamiento viable.

- La venta por Internet puede ganar protagonismo en todos los sectores. Incluso en algunos que aún son 100% analógicos.

- Tener una presencia y una estrategia de desarrollo digital definida nos compete a todos, no sólo a los gigantes empresariales o a los actores del sector tecnológico.

- Estamos ante una oportunidad ideal para crecer y reinventarnos.

Esta última afirmación puede parecer atrevida, teniendo en cuenta el clima generalizado de pesimismo, el dolor y el sufrimiento por el que están pasando muchas familias. No obstante, la adopción de estrategias de venta, el aporte de valor, la creación de contenidos y la reconversión digital nos permiten redefinir los límites de lo que se puede vender, dónde y cómo.

No importa que mi negocio esté radicado en Soria. Podré aspirar a tener clientes internacionales, si habilito las herramientas apropiadas. Una adecuada implementación de soluciones tecnológicas a medida puede ubicarnos en el S. XXI de verdad. Aún en actividades y sectores tradicionalmente offline – como muchos del sector primario, por ejemplo –. Ahora será posible pensar a lo grande, si perdemos el miedo a dar el paso.

Y también es una estupenda oportunidad para recuperar el valor de la proximidad, el trato personalizado y las estrategias de marketing, de venta y de funcionamiento con el ojo puesto al otro lado de la calle. La venta sin intermediación y el reparto a domicilio son solo dos caras de un caleidoscopio casi infinito. La digitalización también puede ayudar en esa parcela.

No negaré que los retos son variados y de gran magnitud. De hecho, muchos de los factores clave no están en nuestras manos. Sin las infraestructuras necesarias y una decidida apuesta por la alfabetización digital real como país, todos los esfuerzos por nuestra parte serán en vano. Pero así ha sido siempre el sino de los autónomos: alzar la cabeza, mirar, analizar, aprender y actuar. Y hacerlo solos.

Para estar al día sobre este tipo de consejos sigue nuesta Página de Facebook o nuestra cuenta en Twitter @AXASegurosES


Cursos y recursos gratuitos que puede aprovechar el autónomo durante el confinamiento

AUTÓNOMOS

06 MAY, 2020

Los autónomos son uno de los colectivos de trabajadores que más se han visto afectados por el Covid-19. La irrupción de la pandemia y el confinamiento obligatorio para todos los trabajadores de las denominadas ‘actividades no esenciales’ ha desembocado en que muchos de estos autónomos hayan visto considerablemente reducidos sus ingresos, llegando al 100% en algunos casos.

Con el fin de paliar los efectos de la crisis en este sector, se han aprobado varias ayudas dirigidas a los autónomos . Además, son muchas las plataformas de formación y e-Learning que han puesto a disposición de estos trabajadores cursos y recursos gratuitos para aprovechar al máximo el confinamiento. Puede que sea momento de quedarse en casa, pero eso no significa que no podamos aprovechar para invertir nuestro tiempo en aprender y seguir formándonos desde nuestros hogares. A continuación, hacemos un repaso por algunos de los recursos online especialmente pensados para autónomos que han surgido en los últimos tiempos:

La iniciativa #YoEmprendoEnCasa ha sido puesta en marcha por el IEBS Business School junto con la aceleradora de startups SeedRocket. Se trata de un site que pone a disposición de cualquier trabajador sesiones online gratuitas sobre emprendimiento impartidas por profesionales de SeedRocket. El proyecto también cuenta con la participación de mentores referentes del ecosistema startup que exponen sus conocimientos sobre los diferentes temas fundamentales que hay que tener en cuenta a la hora de emprender.

Otra iniciativa nos llega de una las plataformas educativas más populares de e-Learning: Domestika, que se ha hecho muy popular entre los autónomos gracias a sus videos tutoriales de distintas temáticas. La plataforma ha puesto disponibles en su Web por un periodo de tiempo limitado algunos de sus cursos completamente gratis y sin necesidad de registro. A través de estos tutoriales podemos adquirir desde técnicas de diseño e impresión en 3D hasta conseguir unas nociones de animación de video a través de retroscopia o stop motion.

Otra plataforma de recursos online que ha puesto a disposición de los trabajadores cursos gratuitos es LinkedIn Learning. Durante todo el periodo que dure el confinamiento, trabajadores de todo el mundo podrán beneficiarse de cursos muy concretos enfocado a la situación en la que vivimos actualmente. Uno de estos cursos, por ejemplo, está dirigido a profesores particulares que se han visto obligados a quedarse en casa; el curso establece una serie de pautas y herramientas para que estos trabajadores puedan hacer una transición para impartir clases online sin salir de sus casas. Incluso la plataforma cuenta con un curso específico con tips para que PYMES y Autónomos obtengan beneficios en condiciones adversas.

Los trabajadores que quieran aprovechar el confinamiento para cursar un master online, también pueden acceder estos días a ofertas de prestigiosas escuelas, como es el caso de The Agile Program, un master con el que podemos aprender a usar las metodologías ágiles, tan populares entre las empresas del IBEX 35 y usadas por muchas de ellas para modernizar sus fórmulas de trabajo y gestión empresarial. Durante el periodo que dure el estado de alarma, el programa ofrece un 50% de descuento usando el código: mequedoencasa.

Otras empresas de formación ofrecen acceso gratuito o con grandes descuentos a varios de sus programas formativos. Es el caso de la startup española Alumne, especializada en cursos de e-Learning, que tiene en su cartera de programas cursos de ciberseguridad y metodología Agile, entre otros. Por su parte, el Instituto Europeo de Postgrado tiene en su plataforma el método Harvard de negociación, que se puede realizar completamente online en 50 horas lectivas.

En definitiva, la situación de confinamiento puede ser una oportunidad para estudiar y completar nuestra formación con un máster o un curso de una materia específica. Se trata de aprovechar al máximo estas circunstancias adversas para que los trabajadores salgamos reforzados y podamos volver a la normalidad más preparados que nunca.

Para estar al día sobre este tipo de consejos sigue nuesta Página de Facebook o nuestra cuenta en Twitter @AXASegurosES


Consejos de ciberseguridad para un teletrabajo seguro

CIBERSEGURIDAD

29 ABR, 2020

El teletrabajo se ha convertido en un concepto con el que nos hemos familiarizado a la fuerza en las últimas semanas debido la crisis en la que se encuentra inmersa la sociedad española, europea y mundial. La propagación del COVID-19 (Coronavirus) está trastocando la forma de trabajar de muchas organizaciones y desde las mismas autoridades están reclamando a las empresas implementar el teletrabajo.

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo consiste en la realización de las funciones del oficio desde un lugar remoto (por ejemplo, cafetería, parque...), siendo el domicilio de los trabajadores el lugar preferido para desarrollar dicha función. Una vez decretado el estado de alarma (art.116 CE), y con el fin de evitar la propagación del Covid-19, la práctica del teletrabajo está siendo la modalidad ejercida de forma obligatoria desde el domicilio de muchos trabajadores.

Ciberseguridad en el teletrabajo 

Desde dicho paradigma se deberá adecuar los requisitos de ciberseguridad o seguridad de las comunicaciones, teniendo en cuenta la necesidad del acceso remoto a los sistemas internos de la organización por parte de los trabajadores; la sensibilidad de la información a ser accedida sobre el enlace de comunicación; y, por último, la sensibilidad del sistema interno. Para garantizar una correcta protección se deberá afianzar un aspecto clave como es la seguridad de la información. Para ello, vamos a detallar las recomendaciones de ciberseguridad que consideramos esenciales para trabajar desde casa.

Teletrabajo desde casa: consejos para un teletrabajo seguro

1. Conexión de Internet para un teletrabajo seguro. Todo trabajador deberá tener una conexión segura a Internet desde su domicilio. Como consejo de ciberseguridad y norma general: evitar usar conexiones WIFI gratuitas. Sin una conexión privada a Internet, aquellos trabajadores que requieran de acceso a determinados archivos de una organización deberán emplear una combinación de VPN, MFA y solución de control de acceso remoto para poder acceder a los archivos que necesiten. No obstante, en algunas organizaciones se puede optar por limitar el acceso a conexiones específicas.

2. Entorno físico de teletrabajo. Las funciones de teletrabajo y reuniones se suelen llevar a cabo estos días en un entorno reducido, (habitación, salón…) por lo que se emplearán soluciones físicas (puerta cerrada, sin intervención de niños o mascotas en la conversación…) o lógicas (derivadas del bloqueo del terminal desde el que estamos trabajando (WINDOWS + L) con el fin de garantizar la seguridad de la información transmitida.

3. Evitar nuestro ordenador personal para proteger información sensible del usuario. Siempre es recomendable hacer uso de nuestro ordenador profesional para realizar funciones determinadas y trabajar con comodidad, ya que el ordenador personal puede contener archivos de contenido, cookies, juegos y espacios webs reservados a nuestro ocio que pueden ser vulnerables en cuanto a seguridad. No obstante, si el trabajador no tiene un ordenador profesional, es el momento para crear un nuevo perfil de usuario en el ordenador personal, garantizando que la función de este perfil sea meramente profesional.

4. Control de Acceso: uno de los aspectos de ciberseguridad más importantes. Es aconsejable cambiar la contraseña del equipo y de nuestra red (utilizamos contraseñas que pueden ser conocidas por nuestros familiares o amigos). Para ello, como consejo de ciberseguridad: deberemos utilizar, al menos, 8 caracteres para crear una nueva clave robusta y segura, introduciendo de forma aleatoria mayúsculas y minúsculas, utilizando signos de puntuación si el sistema nos lo permite y deberá ser recordada con facilidad.

5. Navegador seguro para el teletrabajo. Si los trabajadores necesitan por su trabajo visitar una página web que desconocen o no se fían al 100%, es recomendable abrir la sesión en modo incógnito para navegar por dicho sitio web, mitigando los riesgos, evitando una trazabilidad en base al seguimiento. Nota: deberá crearse un perfil profesional distinto en los navegadores que utilice para que la información no interfiera con un perfil meramente personal.

6. Protección ante un software que pueda ser malicioso. Es muy recomendable actualizar todo el software que sea preciso en cada momento determinado de la actividad del trabajador. Se trata de una medida fundamental, ya que la red en la que estamos trabajando deberá de estar protegida para evitar todo tipo de intrusiones en nuestros sistemas.

7. El correo electrónico: principal amenaza de ciberseguridad en el teletrabajo. El correo electrónico es la principal amenaza para la seguridad de la organización, por lo que su uso deberá ser responsable. Los trabajadores no deberán abrir un archivo adjunto no esperado o de dudoso origen sin antes grabarlo en el disco compartido cloud con el que cuentan las organizaciones y el sistema lo verificará con carácter previo. Además, es importante no unificar la información del correo electrónico personal con el profesional en la misma ventana, para ello es recomendable utilizar navegadores diferentes.

8. Consejos para un teletrabajo seguro: comunicación constante con la organización ante cualquier posible amenaza de ciberseguridad. Por último, es necesario comunicar a nuestra organización cualquier incidente derivado de la ciberseguridad. Una vez detectado, la organización deberá analizar y valorar dicha brecha de seguridad para iniciar un proceso de gestión y respuesta.

Para un trabajo remoto seguro siga los consejos de ciberseguridad para un teletrabajo seguro previamente establecidos y así evitar cualquier tipo de malware o amenaza que ponga en riesgo información sensible de la organización.

PROTEGE TU SEGURIDAD, PROTÉGETE DEL VIRUS.

Jesús Extremo Molina. Técnico STI y Abogado (Experto en Ciberseguridad y Protección de Datos).

Para estar al día sobre este tipo de consejos sigue nuesta Página de Facebook o nuestra cuenta en Twitter @AXASegurosES


Ayudas para autónomos ante la crisis del Covid-19: cómo conseguirlas y novedades a tener en cuenta

AUTÓNOMOS

20 ABR, 2020

La crisis sanitaria causada por el Covid-19 está provocando importantes dificultades a uno de los colectivos más delicados de la economía: los autónomos. El 29 de febrero de 2020 existían en España 3.257.986 de trabajadores autónomos, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Trece días más tarde, el Gobierno decretaba el estado de alarma para intentar frenar el avance de la Covid-19 y poco después presentaba una batería de medidas destinadas a ayudar a la economía, también a los autónomos.

Para empezar, los trabajadores por cuenta propia (al igual que las pymes) podrán aplazar el pago de sus impuestos por un importe de hasta 30.000 euros durante seis meses, con tres de carencia. Estos aplazamientos tendrán que solicitarse y han de encontrarse en periodo voluntario de pago desde el 13 de marzo al 30 de mayo. Entre algunos de estos impuestos se encuentran, por ejemplo, las cuotas del IVA, las retenciones del IRPF y los pagos fraccionados del impuesto de sociedades.

Aunque una de las medidas que ha tenido mayor repercusión es la prestación extraordinaria por cese de actividad, lo que antes era conocido como el “paro de los autónomos” y que, en esta crisis, ha visto flexibilizadas sus condiciones para solicitarlo, al igual que ha sucedido con la prestación por desempleo de los trabajadores por cuenta ajena afectados por un ERTE.

¿Qué autónomos pueden solicitar estas ayudas? Según el propio ministerio, van dirigidas a aquellos trabajadores por cuenta propia que estén inscritos en un régimen que se vea afectado por el cierre de negocios debido a la declaración del estado de alarma, o a aquellos autónomos que sufran una caída en la facturación de este mes de un 75% respecto a la media del semestre anterior. El decreto señala también que pueden solicitar las ayudas los autónomos con trabajadores a su cargo, y a aquellos que tengan alguna deuda con la Seguridad Social, les da un plazo de 30 días para solventarlas y así poder acceder a las prestaciones.

Es imprescindible que el trabajador autónomo esté dado de alta tanto en la Seguridad Social como en Hacienda, eso sí, también indican que no se tendrá en cuenta el tiempo mínimo cotizado –en situaciones normales se exige haber cotizado al menos 12 meses de forma continuada y anterior al cese de actividad- y el periodo en el que se perciba esta ayuda contará como cotizado para la Seguridad Social y no computará para las prestaciones futuras.

¿Cuánto se cobra al acogerse al cese de actividad en esta situación extraordinaria? Al igual que se ha establecido para los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos cobrarán el 70% de la base reguladora. Eso sí, en el caso de que no exista un periodo mínimo de cotización se tendrá en cuenta la base mínima, por tanto, percibirán el 70% de dicha base mínima (en 2020 ha sido de 944,4 euros), es decir, un importe de 661 euros. Las solicitudes deben presentarse, según lo establecido en el decreto, a las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social, de forma telemática.

Para aquellos trabajadores autónomos que se pregunten cuál es la vigencia de esta ayuda y cuánto tiempo podrán cobrarla, según lo estipulado su duración es de un mes y se ampliará hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma. Es decir, si el estado de alarma se levantase el 11 de abril, tras su prolongación por parte del Congreso, la ayuda se ampliaría hasta el 30 de abril.

¿Cómo solicitar la prestación?

Los autónomos que deseen pedir esta ayuda deberán realizar en primer lugar una media de sus ingresos entre los meses de octubre de 2019 a marzo de 2020, con el fin de poder hacer una comparativa con este último mes. Además, el autónomo deberá estar al corriente de pago de la Seguridad Social (si no fuera el caso, el trabajador tiene un período de 30 días para agilizar esta situación). A continuación, el trabajador debe tramitar a través de la página oficial SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) el documento frente al organismo al que compete pagar esta prestación. El trabajador debe tener en cuenta que el sistema le solicitará una fotocopia del DNI, el modelo 145 y estar al pago de las cuotas de la Seguridad Social.

Para estar al día sobre este tipo de consejos sigue nuesta Página de Facebook o nuestra cuenta en Twitter @AXASegurosES